La movilización no se detiene hasta que se expidan los decretos que cumplen los acuerdos

En improvisado púlpito fue convertido un evento académico en la Escuela de la DIAN, donde el Director General con pinta de Capellán y cara de yo no fui, nuevamente anunció que los decretos para mejorar las condiciones de empleo en nuestra entidad y que fueron pactados en negociación colectiva, estaban próximos a expedirse. Olvidó que eso lo dijo hace poco tiempo y que ese discurso distractor lo ha mantenido a lo largo del año, en donde la paciencia y los términos se agotan y las condiciones materiales se enredan.